Travesía en el desierto, Anarquismo en Chile (1961-1987)

Extraído del Texto Sin Dios, Ni Patrones (2013)
Paginas, 78-80
Autor Víctor Muñoz Cortés.

manifiesto

Los años sesenta fueron testigos de numerosas convulsiones sociales en diversos puntos del planeta. Tiempos de cambio, de conflicto y enfrentamientos. Entonces muchos países estaban alineados en dos bloques enemigos que sostenían una tensa paz armada. Era la llamada Guerra Fría. Por un lado EE.UU se levantaba como la principal potencia del campo de las democracias capitalistas, mientras que enfrente la Unión Soviética lideraba a los Estados socialistas. En Latinoamérica los países reproducían de forma local los conflictos ideológicos que sacudían el mundo, en ocasiones tendiendo sus gobiernos a establecer simpatías por uno u otro bando. La Revolución Cubana significó un espaldarazo (simbólico y práctico) para los grupos izquierdistas y revolucionarios de todo el subcontinente, instalando, además, la idea de guerrilla armada como herramienta efectiva para vencer a la “burguesía y el imperialismo”. En respuesta al auge izquierdista Estados Unidos asesoró a varios países sudamericanos en su guerra contra los grupos insurgentes. La tensa paz armada era constantemente amenazada y no faltaron ocasiones en que fue quebrada con salidas dictatoriales.

En Chile en 1958 asumió el poder Jorge Alessandri Rodríguez, el último presidente de derecha elegido democráticamente durante el siglo XX. Tras él, en 1964 le siguió la administración del Partido Demócrata Cristiano, cuyo lema era “Revolución en Libertad”. Y finalmente, tras vencer en las elecciones de 1970, la Unidad Popular comenzó la inédita aventura de implantar el socialismo por la vía democrática.

Tras la experiencia de la CUT y la derrota sistemática de las posiciones libertarias en los sindicatos y gremios en donde habían sido hegemónicos, la presencia anarco-sindicalista aceleró su retirada. Este proceso se agudizó en los años sesenta hasta hacerse irreversible. En esa década acabó la influencia ácrata –en términos orgánicos– entre los trabajadores del cuero y calzado, portuarios, imprentas y de la construcción, es decir, entre sus últimos bastiones. El anarquismo también parecía enfrentar su total extinción. Desde 1960 y hasta 1970 hay registros de muy pocas unidades, apenas la media decena. Seguramente debieron existir otras, pero no hay mayores noticias de ellas, lo que hace suponer que, o no las había o bien eran notoriamente irrelevantes. En el mismo período no aparecieron más de cinco publicaciones periódicas de esa tendencia

Sobrevivientes de esa época coinciden en recordar la sensación de impotencia que afectaba a los ácratas. Los sindicatos y las calles se perdían en manos de los diversos grupos marxistas. La juventud quería cambios, pero ya el anarquismo no era una alternativa “atractiva”. Por otra parte, el número de simpatizantes había prácticamente desaparecido. Tras la pérdida de sindicatos y las disputas internas, varios de los antiguos libertarios se retiraron del “movimiento organizado” y de toda actividad pública política. No faltaron también los que renegaron de las ideas. Por último, no hubo recambios generacionales. Casi todos los referentes eran antiguos sindicalistas.

ernesto muiranda

Ernesto Miranda (1911 – 1978)

Un pequeño pero importante grupo libertario de los años sesenta fue el vinculado al viejo dirigente del calzado Ernesto Miranda y que en 1960 pasó a denominarse Movimiento Libertario 7 de Julio (1960-1965). Este núcleo tuvo alguna presencia en Santiago, Temuco, Concepción, Osorno, Linares, Chillán y Talca. En su afán de constituir una fuerza política revolucionaria de mayor envergadura y capaz de influir decisivamente dentro del movimiento social, el “7 de Julio” forjó varias alianzas con sectores revolucionarios marxistas ajenos al PC. En 1961 confluyó en el Movimiento de Fuerzas Revolucionarias (MFR) que agrupaba también a trotskistas, maoístas, socialistas y comunistas marginados de sus partidos. El MFR culminó junto a otros sectores (como la Vanguardia Revolucionaria Marxista) en la creación del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en 1965. Dada la estructura leninista de la entidad los libertarios no participaron en ella, aunque facilitaron el local de la FONACC (San Francisco n°268, Santiago) para su fundación. Aunque no tuvo mucha trascendencia en el tiempo cabe indicar que en agosto de 1964 hubo un consultivo nacional libertario en Talca convocado por el Movimiento Libertario 7 de Julio. Allí las delegaciones de esa ciudad y de Santiago, Curicó, Linares, Chillán y Concepción acordaron crear nuevos grupos de base en otras urbes, levantar un comité relacionador y fijar una cuota para los gastos de la organización. Además de las pocas actividades públicas del llamado sector mirandista, de los libertarios españoles en el Centro Republicano, de algunas hojas editadas por la Federación Anarquista Internacional, o de ciertos viejos sindicalistas del cuero y de imprentas, durante estos años no se tienen mayores noticias sobre el anarquismo organizado de la región chilena. Y las que hay son bien dispersas y desconectadas entre sí. En 1960, por ejemplo, la FAI manifiestolanzó un Manifiesto crítico sobre la Revolución Cubana y colaboró junto a la FOIC y la URE en una campaña solidaria internacional a favor de las víctimas del Terremoto de Valdivia ocurrido el 22 de Mayo. Durante el Día del Trabajador de 1962 el Grupo libertario Francisco Ascaso se enfrentó a los comunistas en Santiago, pues los segundos le habían destruido la propaganda. Según algunos testimonios, la FAI siguió existiendo por algunos años más, publicando esporádicamente hojas de crítica social. En Valparaíso, en tanto, algunos viejos libertarios como el refugiado español Manuel Escorza (redactor de la sección literatura de La Estrella) eran activos animadores de la vida cultural del puerto. Pero más allá de eso, no hay mayores referencias a otros tipos de actividad antiautoritaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s