Silueta de Agitadores: Osvando Solís Soto, “Mártir de la libertad”

Publicado en El Surco Nº34, abril 2012
Por Eduardo Godoy

“Ni Dios, ni ley, ni patria Cada hombre sea un Ejército Nadie obedezca a nadie Ni altares, ni sanciones, ni banderas Que no encuentren los esclavos Donde atarse (…)”

Verso recitado por Catalina Solís Gutiérrez, 90 años (2012) Hija de Osvaldo Solís Soto.

A María Irene, Luis y Catalina.

Osvaldo

Osvaldo Solís Soto (¿? – † 1932, Osorno)

La muerte de Osvaldo Evaristo Solís Soto es difusa, fortuita, “accidental” (parafraseando a Darío Fó), como su vida, como su legado histórico. A partir de este acontecimiento trágico, Solís entra disruptivamente a la historia desde donde se entre-abren indistintas aristas, que permiten no sólo reconstruir su paso por este mundo, sino también, el de sus compañeros de ruta, de ideas anarquistas. Su historia de lucha es parte de una historia mayor, compleja, diversa y rica en individualidades, en retazos de historia. Es la historia de una organización, la Confederación General de Trabajadores (C.G.T.), de orientación anarco-sindicalista, creada en 1931 en la región chilena (adherida a la A.I.T.). Es la historia de la C.G.T., y su sección de Osorno, en el sur lluvioso, frío y gris. Es la historia de los anarquistas de Osorno, por tanto su historia -la de Solís- es “nuestra” historia. Es la historia del anarquismo en Chile, indeleble, inmutable, a pesar del transcurrir del tiempo que todo lo desgasta y lo hace in-aprehensible. Su estela (contenida en unas cuantas fotos, su tumba y en la historia oral de su familia) es “nuestro” legado, único legado, pues su alevoso asesinato trasmutó en ardor libertario, en antorcha libertaria. Y es que Solís -como muchos otros- murió defendiendo a la libertad, gritando desgarradoramente, libertad.

Osvaldo Solís nació según nuestras estimaciones -ya que no contamos con registros escritos- al despuntar el siglo XX, en Osorno, ya que al momento de su asesinato, en 1932, bordeaba los treinta años de edad. A decir del anarco-naturista Juan Segundo Montoya Nova a través de las páginas del periódico Vida Nueva, editado en la ciudad de Osorno entre los años 1934 y 1939 (con 223 ediciones), habría sido miembro activo de la Federación Obrera de Chile (F.O.Ch.) antes de ser un declarado anarquista local. Pero, fue la re-conversión ideológica de la F.O.Ch. (del mutualismo-gremialista al bolchevismo-marxista), lo que habría provocado el distanciamiento de Solís de sus filas. Señala Montoya que como consecuencia de la “imposición de la política bolchevique”, Solís se “divorció” de la F.O.Ch., arguyendo que: “La intromisión de los seudo-comunistas en las directivas de los sindicatos fueron las causas porqué se debilitó esta poderosa sindical del proletariado chileno”. Para Solís, “la política de clase y la dictadura que intentaban imponer los bolcheviques”, no eran más, que una clara expresión del “reformismo” que inundaba a la organización sindical, ya que “dejaban intacto el principio de autoridad y la explotación del hombre por el hombre”; y cada vez, que leía (y escuchaba) las ácidas críticas bolcheviques, contra los anarquistas, más “simpatía” le generaban éstos últimos, especialmente su autonomía organizativa y su historia militante. “Simpatía” que, poco a poco, se transformó en búsqueda trascendente, personal y libertaria. Comenzó leyendo a los clásicos del anarquismo, específicamente a Kropotkine, Malatesta, Fabbri, Mella y Faure, y desde ese momento, su incorporación a las filas anarquistas, en Osorno, fue cuestión de tiempo. Solís tempranamente comenzó a condenar la “indolencia de los de arriba como la cobardía de los de abajo”, constituyéndose en un “idealista sincero”, un anarco-sindicalista, emancipado de los vicios del alcohol y del cigarrillo. Era también naturista.

Osvaldo Solís Soto fue fundador de la Federación Local de Osorno (F.O.L.O.), una de las secciones sureñas de la Confederación General de Trabajadores (C.G.T.), en Chile, y uno de sus más enérgicos instigadores y propagandistas, junto a los anarquistas Antolín Moreno Quilodrán (1905-1999), Juan A. Guerrero Montiel, Juan Segundo Montoya Nova (1898-1986), Alfonso Fuica Morán (1898-1973) y Wenceslao Canales Andrade (1910-2006), entre muchos otros.

osvaldo solisEl año 1929 en la ciudad de Osorno, Solís conoció a Juan Segundo Montoya Nova, el cual acababa de dictar una conferencia sobre naturismo en un teatro local. Montoya había llegado a la ciudad a fines de la década del ‘20, huyendo (desde Concepción) del terror ibañista y sus políticas represivas. Ciudad donde instaló una “pensión naturista” y una consulta iriológica. Desde ese momento Osvaldo Solís Soto, por influencia de Juan Segundo Montoya y su desencanto previo con el mundo marxista, fochista, comenzó a “militar” en el anarquismo osornino que, gracias al arribo del mismísimo Montoya, comenzaba lentamente a constituirse.

Junto a otros “quince compañeros” -según el relato de Montoya- Osvaldo Solís habría fundado un grupo anarquista clandestino (desconocemos su nombre, si lo tuvo), desafiando a la dictadura ibañista (1927-1931), lo que les valió hostigamientos y persecuciones policiales. Redactaron un manifiesto intitulado “Crítica Revolucionaria” denunciando públicamente las cobardías y claudicaciones del accionar de diversas organizaciones “revolucionarias”. Solís se constituyó en el tesorero del grupo demostrando siempre “corrección y honradez en el desempeño de su cometido”.

Caída la dictadura del General Carlos Ibáñez del Campo, en 1931, se le “vio actuando en la vanguardia del movimiento obrero sin demostrar cansancio ni cobardía”, hasta el 27 de diciembre de 1932, día de su asesinato en plena Plaza de Armas de Osorno. Según se informó a través de las páginas del periódico anarquista Vida Nueva, Osvaldo Solís Soto fue asesinado en la vía pública frente al “Hotel Osorno” (actual “Gran Hotel”) por un efectivo policial (bajo el mando del Jefe de la Sección de Investigaciones, Antolín Andrade) tras la realización de un meeting, organizado por los periodistas, profesores, estudiantes y gremios de orientación anarco-sindicalista (locales), en repudio a los asesinatos del periodista Luis Meza Bell, en Santiago, y del profesor Manuel Anabalón Aedo, en Valparaíso, por efectivos policiales (Sección de Investigaciones y Carabineros de Chile). A su funeral, efectuado el día 29 de diciembre de 1932, concurrieron 8.000 personas, a pesar de la lluvia, donde hicieron uso de la palabra diversos compañeros de la C.G.T. Los trabajadores de la C.C.U. (Compañía de Cervecerías Unidas) de Osorno y otros gremios paralizaron sus faenas en señal de duelo y de repudio al accionar policial. Su cuerpo yace en el Cementerio Católico de Osorno y hasta el día de hoy tiene una placa recordatoria donde se lee: “Mártir de la libertad”, iniciativa de sus compañeros cegetistas. Junto a su cuerpo, yacen los restos de su pareja María, y de su hijo Luis (y su esposa Ema Chávez); y de su compañero anarco-sindicalista español César Flores, militante catalán de la C.N.T., fallecido el 7 de enero de 1940, en Osorno.

placa osvaldoSe desempeñó como albañil, durante su corta existencia, según nos relatan algunos de sus descendientes (nietos), y estuvo emparejado (no casado) con María Gutiérrez Montoya (¿?-1939), con la cual tuvo cuatro hijos: una niña muerta tempranamente (de la cual no tenemos mayores antecedentes, sólo una foto familiar), Catalina, Luis (1927- 1982) y Ruth.

_________________
Nota: Si quieren saber mas de Osvaldo Solis recomendamos otro articulo de Eduardo en El Surco Nº41 y el Articulo mas extenso “La vida por la libertad: el asesinato de Osvaldo Solís Soto y el auge del anarcosindialismo en Osorno (1929-2932)” por el mismo autor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s