Micro Cuento: El Campesino y el Patrón [1898]

Por Anonimo.
Publicado en El Rebelde Nº1, 20 de Noviembre de 1898

campesino y el patron

Una isla perdida en el vasto océano era poblada solamente por dos habitantes: un señor que de ella se decía propietario y un campesino que trabajaba afanosamente aquel pedazo de tierra.

¡Soy yo quién te mantengo! le decía con gran orgullo el señor al campesino.

El campesino que era bastante corte de entendimiento y que trabajaba como un búfalo desde la mañana a la noche y que comía una especie de polenta y cebolla para cultivar las legumbres, las vides y los frutos, y proporcionar buenos pollos y carne al señor, respondía con reconocimiento quitándose el sombrero y limpiándose el sudor.

“Tiene Ud. razón, señor patrón! y como me arreglaría yo para vivir si no fuera por Ud!.”

Pero un día sucedió que el patrón se murió: ¿y que pasó?

El campesino quedó solo en el islote, y no sin sorpresa comprendió que podía comer el pan, la carne, y beber el vino que antes daba a su patrón. Trabajaba menos y comía mejor.

Entonces comprendió que era él quien con el fruto de su sudor había mantenido y engordado a su señor, mientras que había creído siempre, que era el patrón quien lo había mantenido a él, y dándose una palmada en la frente exclamó: ¡Que bestia he sido!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s