Sobre Zika y otras epidemias modernas

zika_copia

Ya no es nuevo el tema de “epidemia amenaza a la población de cierto punto del planeta”, pasa un tiempo y la enfermedad se extiende a otros países, rompiendo con las fronteras higiénicas que intentan aislar el virus. Una vez extendida, en Chile particularmente, se muestra la dramática experiencia de la primera familia que ve morir a un integrante, y acto seguido, un grupo de viejas y viejos llorando y pidiendo que el gobierno encuentre la cura. Pasa un tiempo y aparece la cura, pero tendrá un costo, y sorpresivamente en una maniobra caritativa, el gobierno ofrece garantizar la vacuna para la gran población. Entonces las masas felices, sintiéndose protegidas acuden en masa a vacunarse. Los medios muestran a las familias enteras en las filas, a los apoderados aclamando al gobierno de que lleve las vacunas a las escuelas, así le ahorran a ellos el trámite de ir al consultorio. Esto ha ocurrido en los 70- 80 con el Sida, con la gripe Aviar, la gripe porcina en el año 2009 que luego se llamó Virus H1N1 y el ébola. Hoy ocurre con el Zika y aunque esté lejos de Chile el epicentro, los noticieros todos los días otorgan un largo rato a su propaganda de terror.

Se explica en la prensa que el virus es transmitido por un mosquito que al igual que el Dengue, incuba sus larvas en las personas, ramificando un virus imposible de detectar inmediatamente y que las causas en el infectado son inmensamente nocivas. Si bien, el efecto no pasa de fiebre, vómitos y dolores musculares en el individuo picado, el daño mayor se lo lleva el hijo de las mujeres afectadas, teniendo el riesgo de nacer con la famosa microcefalia.

Las recomendaciones desde la medicina y el Estado hasta ahora han sido de precaución; No exponerse a lugares donde pudiera habitar el mosquito, especialmente para embarazadas. Y por su parte, los habitantes de las zonas de riesgos eviten embarazarse. Es en este punto donde ya comenzamos a darnos cuenta de las verdaderas intenciones que el virus tiene para con la población. En Honduras, por ejemplo, públicamente se recomendó a las mujeres no embarazarse hasta el 2018, es decir, durante dos años evitar nacimientos. Esto, claramente es un método de control sobre la vida de los habitantes y que si observamos al espacio sociocultural que está dirigido, nos encontramos con una Sudamérica que está constantemente al borde de la pobreza y por tanto al borde de los movimientos sociales. Por tanto mantener un control sobre zonas de riesgo al capitalismo podría ser una buena razón y eso sumado a la posibilidad de meter masivamente un medicamento , ya pueden ser los motivos suficientes para inventarse una enfermedad.

Pensar que esta sea la finalidad de los mecanismos actuales de poder es sólo una especulación, sin embargo, si consideramos que el próximo año se desarrollarán los Juegos Olímpicos en Brasil, cobra mucho más sentido, pues es el escenario ideal para montar el show mediático: País pobre, rodeado de otros países pobres, que pronto tendrá una gran afluencia de extranjeros de visitas y que, seguramente para la fecha ya existirá la vacuna contra el virus y por tanto, es la gran oportunidad de vacunar bajo el pretexto de la prevención a inmensos grupos de la población.

Entrar en la disputa sobre la veracidad de cada medicamento sería un tema largo de explicar para quien aún confía en los beneficios que tiene la medicina moderna. Sin embargo nadie podría negar que la alimentación modificada o transgénica es la base de las muertes actuales a través del cáncer u otras enfermedades. Sería útil en otra instancia hablar de medicinas alternativas basadas en la alimentación o el desarrollo del cuerpo, o espiritualidad, sin embargo para lo concerniente al tema actual, sólo será útil partir por desconfiar. Desconfiar de todo lo que no pertenece a la naturaleza, desconfiar de todo lo que nos dicen que nos hace bien y que sin embargo responde a necesidades de alguien. Desconfiar de lo bueno, de la felicidad, de la salud que nos regalan, de la información que nos entregan, de sus risas y sus tristezas.

Foucault en el libro “La vida de los hombres infames” habla de que así como durante los siglos XVII y XVIII eran los juristas los que diseñaron el sistema social que debía ser dirigido por un sistema de leyes codificadas, es a partir del siglo XX, que los médicos inventan la nueva sociedad, ya no la de la ley, sino la de la norma, ya no basado en el bien y el mal, sino basado en lo normal y anormal

Entonces, al menos habría poner atención en quién administra la medicina: Es el Estado y el mundo privado, por tanto, son ellos los que establecen las categorías de normal y anormal, es decir, las categorías de salud y enfermedad. Por tanto debemos considerar que a lo que llaman medicina es precisamente la que nos mata, o al menos nos mantiene vivos en una constante agonía, nos quita un mal y nos da diez, (un dolor de cabeza que es causado por una situación de estrés es desaparecido por una aspirina, y sin embargo, la aspirina que es anticoagulante, podría causarnos una hemorragia o un paro al corazón, pero es más fácil tomársela que buscar la manera de evitar someterse a situaciones de estrés). De paso con la escusa de la medicina, el estado tiene el poder de agregar la sustancia que quiera.

Un interesante artículo escrito por Jon Rappoport, donde expone los siguientes argumentos científicos:

“Antes de que se pueda establecer de forma segura que un virus causa una enfermedad, se necesita haber realizado algunos procedimientos.

En primer lugar, se debe probar que el virus existe. Tiene que ser aislado del tejido enfermo de un portador humano y después ese tejido tiene que ser puesto bajo un microscopio electrónico, en el que se deberán ver muchos ejemplares del virus, en este caso del Zika.

En segundo lugar, las pruebas tienen que ejecutarse en muchos casos diferentes de humanos sospechosos de llevar el virus, y estas pruebas tienen que revelar grandes cantidades de Zika en el cuerpo.

Este es el “kit de inicio básico” para decidir que un virus puede ser la causa de una enfermedad humana real”

Podría ser verdad lo que plantea Rappoport o no. La verdad sobre los estudios que se han hecho para indagar el origen de la enfermedad no son datos que se entregan a la opinión pública y aunque se hiciera, muchos no sabríamos interpretarlo y aún sabiendo, tampoco existe una razón para creerles. Sí podemos suponer que es errático, por la información que se entrega sobre eso de que el virus existe desde los 70 pero ahora es cuando no se puede controlar, también eso de que se tenga certeza que es causado por un mosquito, puesto que durante un embarazo una mujer está llena de estímulos que podrían influir sobre el feto y mucho más en un país con clima tropical donde es imposible no ser picado por uno o miles de mosquitos en cada minuto. En Chile lo más cercano a un clima tropical es en verano estar cerca a aguas estancadas de lagos o esteros, y aún así no se ve la cantidad de mosquitos que se ve en otras zonas cercanas a la selva.

Otro punto a consideración que expone Rappoport es sobre los beneficios que podría obtener el mundo comercial de un virus como el Zica:

“Ciertamente, las empresas que están liberando mosquitos genéticamente modificados como método para prevención de enfermedades. La mayor de estas compañías se llaman Oxitec.

Hasta el momento, los mosquitos transgénicos de Oxitec se utilizan para reducir la fiebre del dengue en Brasil, Malasia y las Islas Caimán. Florida es el próximo territorio en la agenda donde se liberaran los mosquitos OGM de Oxitec.

Pero con la inmensa oportunidad de negocio que proporciona el Zika, “transmitido por una plaga de mosquitos”, ya podemos imaginarnos que pronto nos venderán la necesidad de llenar todo el planeta de mosquitos genéticamente modificados para “salvar al planeta de esta nueva amenaza”

De este modo volvemos al punto de partida, liberar una plaga transgénica para evitar una plaga natural. Nos vuelven a meter un producto comercial y antinatural para tratar de calmar un desastre supuestamente natural. Sin embargo hay que considerar que Brasil es uno de los paises con mayor uso de transgénicos en el mundo, y este dato no se considera como variable dentro de las causas del Zica.

“En la situación actual, lo diabólico es que cuando queremos recurrir a un territorio exterior a la medicina, hayamos que ya ha sido medicalizada. Y cuando se quiere objetar a la medicina sus deficiencias, sus inconvenientes y sus efectos nocivos, esto se hace en nombre de un saber médico, más completo, más refinado y difuso.” Foucault.

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre Zika y otras epidemias modernas

  1. Sin olvidar que tanto en la Pampa argentina, como en Brasil, Colombia y muchos otros países de Suramérica se fumiga con productos MUY TÓXICOS DESDE AVIONETAS y eso también está relacionado con microcefalias y otras malformaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s